Museo de Escultura al Aire Libre

Soria cuenta ya con siete esculturas, junto al río Duero, todas ellas relacionadas con la poesía.

Poemas de Antonio Machado y Gustavo Adolfo Bécquer, además de dos de los propios escultores, han servido de inspiración para las obras, dando más vida a un espacio, las orillas del Duero.

Aramís Justiz, de Cuba, se ha inspirado en la Rima LII de Bécquer (“Olas gigantes que os rompéis bramando/en las playas desiertas y remotas…”). El mismo poeta, y su “El rayo de luna”, ha servido de estímulo a Pedro Jordán, de España, para su obra, instalada a la entrada del camino que conduce a los Arcos de San Juan de Duero. La Rima XLI, del romántico, (“Tú el huracán y yo la alta torre que desafía su poder”), ha servido de base para Carolina Martín, también de España.

Antonio Machado ha propiciado la creación de Jorge Romero, Cuba, quien ha recreado una noria sobre el poema del mismo título. Y “A un olmo seco”, está dedicada la obra de René Negrín, cubano.

Por su parte, el español Ricardo González ha compuesto su propio poema y lo ha dedicado a San Juan de Duero, al igual que su obra escultórica.

El turco Ayhan Kayapinar ha brindado su obra a Gustavo Adolfo Bécquer, Gerardo Diego, Juan Antonio Gaya Nuño y Antonio Machado.

Fuente: Soria

Deja una respuesta